Make your own free website on Tripod.com
ATAYMES
DOCENCIA E INVESTIGACIÓN, PARA LA EDUCACIÓN. [ ]
 
Inicio >  El Candidato >
Anibal Taymes G.
 
 
  Artículos:
   
El agua . . . ese líquido tan vital y tan nuestro como el canal.
 

 

   
La cuenca hidrografica del canal como tema de estado, una propuesta diferente.
   
Otros
   
Artículos de Actualidad
   

EL AGUA ...ESE LIQUIDO TAN VITAL Y TAN NUESTRO COMO EL CANAL.
POR ANIBAL TAYMES G.

Se pierde, se desperdicia, se contamina, se derrama, a veces abunda y de pronto...hace falta. ASI ES EL AGUA. un recurso vital que tiene una característica estocástica; es imprevisible su ocurrencia, denominado así o suceso aleatorio según la teoría markoviana.

Mas de la mitad de la superficie terrestre esta constituida por agua, sin embargo la mayor parte de ella existe bajo la forma de aguas congeladas, mares y océanos y agua subterránea; o sea que solo una pequeña porción está realmente disponible para el hombre, representada por los ríos, lagos arroyos y otras formas de aguas superficiales. Mientras que aproximadamente ¾ de la población mundial tiene problemas para la obtención de agua potable y un porcentaje similar de las enfermedades infectocontagiosas tienen su origen en aguas contaminadas.

En la actualidad existen dos asuntos íntimamente relacionados con el agua. El Proyecto de ampliación de la Cuenca del Canal y la posible privatización o concesión administrativa del IDAAN. Qué tienen en común...La cuenca del Canal, al menos en las ciudades terminales de Panamá y Colón y sus alrededores. Parece ser que muchos han olvidado que el agua no se construye ni se produce artificialmente y aunque la cuenca del canal no sea el sitio de mayor producción de agua en nuestro país, al menos es el que mayor capacidad de almacenamiento tiene, gracias a sus embalses, que originalmente fueron construidos para garantizar el funcionamiento del canal, tomando en consideración su régimen pluvial y vegetal, de modo que los excedentes pudiesen ser aprovechados para la producción de energía o bien para el consumo humano una vez tratadas. SIEMPRE Y CUANDO SE MANTUVIERA UN MANEJO ADECUADO Y OPORTUNO DE LA CUENCA. No olvidemos que el agua es un recurso natural y como tal debe ser tratado para mantener su aprovechamiento, caso contrario se agotará irremediablemente.

Ahora bien, será que el agua almacenada por los embalses actuales es insuficiente para el tránsito del canal o más bien ha disminuido la precipitación durante los meses de mayor tránsito (aumentado inesperadamente en otros) y que parece coincidir con el mayor consumo de agua por la población; porque la precipitación media anual se ha mantenido en las cuatro últimas décadas, a pesar de la trágica sequía de 1981. Si esto es así, entonces el problema sigue siendo de un manejo deficiente de la Cuenca del Canal, desde el punto de vista de manejo integral de una cuenca hidrográfica, y en particular de esta cuenca productora de agua para el canal y para el consumo de la población. Sin desconocer los esfuerzos que se realizan y del incremento en las medidas de fiscalización y otros controles que se vienen implementando.

LA CUENCA DEL CANAL ES AGUA... ¿AGUA PARA QUE?

Para desperdiciar, para mejorar la calidad de producción, para derramar, para venderla más cara, para abusar, para transitar por el canal, para producir energía, para que llegue a mas panameños, para venderla más barata, ¿Qué es lo que queremos?

Si LA CUENCA DEL CANAL ES AGUA, y en eso estamos totalmente de acuerdo todos los panameños, entonces debemos protegerla a cualquier costo, para evitar la privatización de este importante y vital líquido con costos tan elevados que se harán inaccesibles para la mayoría de los usuarios.

El agua es un recurso natural y como tal constituye parte de los bienes patrimoniales del Estado, por lo que cualquier tipo de concesión de este vital líquido con fines lucrativos, debe hacerse con extremo cuidado y responsabilidad; pero por los vientos que soplan aún no hay claridad sobre el particular, pues solo se habla de la carencia de recursos económicos. Esperemos que no se especule con este negocio y nos suceda lo que ocurre en el hermano país de Paraguay, donde una conexión, para suministro de agua, por parte de los denominados aguateros tiene un costo promedio de 250 dólares, que el cliente debe pagar en cuotas a lo largo de tres años. Las últimas concesiones de servicios públicos no son de grata recordación. Allí el gobierno fue por lana y el pueblo salió trasquilado.

 
 
 
 
  
   

© 2002 Ataymes. Todos los derechos reservados.